HASTA PRONTO TOLEDO

  EXCURSIÓN tOLEDO 20-02-2016 El sábado 20 de febrero La Cultural encaminó sus pasos hasta el meandro que forma el río Tajo, conocido como el “torno del Tajo”, y que abraza un escarpado peñón rodeado y casi aislado en su totalidad por este río, en donde se encuentra la Imperial Toledo.

    En el Puente de San Martín nos espera nuestra experta guía turística, que nos muestra con gran maestría esos pequeños e importantes detalles de una ciudad, que cada vez que se visita, nos descubre nuevos e interesantes aspectos. Pasamos también por la “Cápsula del Tiempo”, una modernísima representación multimedia de la historia de Toledo:

    Poblada desde la edad del bronce, “Toletum” nace para la historia escrita en época romana, importante cruce de caminos y calzadas, que atravesaban el río, la convirtieron en una de las más grandes ciudades de la época. Fue capital del reino Hispanogodo y declarada “Ciudad Regia”. En su etapa musulmana fue conocida como “Tulaytula” y se convirtió en un importante Reino de Taifas. Reconquistada por los cristianos, en la época de Alfonzo X  “El Sabio” se la llamó “La ciudad de las tres culturas”,  era reconocida como “Capital Europea de la Cultura”, y con Carlos I, llegó a ser “Ciudad Imperial” de una España en la que no se ponía el sol. Felipe II trasladó la Corte a Madrid y la única institución importante que quedó en la ciudad fue la iglesia, considerándola como segunda Roma, brillando la figura de El Greco. Las Tropas Napoleónicas saquearon, robaron, asesinaron, violaron, profanaron tumbas y oprimieron a los toledanos durante la guerra de la independencia. En la guerra civil tuvo gran protagonismo su Alcázar.

      Todo ese pasado histórico y cultural, y las obras de  El Greco han hecho de Toledo una Ciudad turística por excelencia, capital de la Comunidad Autónoma de Castilla la Mancha, y  declarada por la UNESCO  “Ciudad Patrimonio de la Humanidad “.

     Después de la “Cápsula”, continuamos nuestra visita a la ciudad, la que se ve y la que se está descubriendo bajo sus calles y edificios. A buena hora nos encaminamos a degustar una bien merecida, típica y elogiada comida típica castellano-manchega, que nos devolvió las fuerzas que ya desfallecían.

     Después de la comida, dos tranquilas horas paseando por la ciudad, admirando monumentos, escaparates y adquiriendo los típicos mazapanes.

     El rápido regreso a Madrid fue amenizado con leyendas, canciones y el buen humor que caracteriza a la Cultural.

    No te pierdas la próxima, el domingo 13 de Marzo a Segovia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *